HERNIA DISCAL  

Es una de las patologías más comunes de los discos intervertebrales. Las causas que pueden producir una hernia de disco son las siguientes:

  • Debilidad congénita del tejido discal.
  • Deshidratación.
  • Mala circulación y nutrición del tejido discal.
  • Debilidad de la musculatura de la región.
  • Empujar y levantar objetos pesados de forma incorrecta.

Esta patología consiste en que el cartílago del disco intervertebral protusiona obstruyendo el espacio del canal medular, causando presión sobre las raíces nerviosas de forma intermitente o continua.
Esta presión puede originar dolores en forma de radiaciones que bajan hacia los glúteos, piernas y pies.
No todos los problemas de hernias discales se solucionan con una intervención quirúrgica. En ocasiones el problema se soluciona por sí solo, mediante unas semanas de reposo absoluto y posteriormente con ayuda de una buena rehabilitación, que conlleve ejercicios de fortalecimientos de la musculatura tanto abdominal como lumbar, que protege dicha zona afectada.
Si mediante estas medidas no se soluciona el problema o continúan las sensaciones de adormecimiento (hormigueo), debilidad muscular,... la única solución es pasar por una intervención percutánea automatizada o endoscópica.

NUCLEOTOMÍA PERCUTÁNEA AUTOMATIZADA (NPA)

Esta técnica de microcirugía, permite al Dr. Geipert, operar desde el exterior sin necesidad de abrir la espalda y a través de la piel (de forma percutánea).
Mediante esta técnica poco invasiva, se elimina la hernia de forma muy precisa y exacta, con la ayuda de control permanente de rayos X.
Una vez localizada la zona exacta a intervenir, se introduce vía percutánea una cánula flexible de 1,5 mm de diámetro, que conlleva una terminación rugosa de tipo torno con giro hacia la izquierda. Su finalidad es eliminar el tejido del disco intervertebral herniado, que se ha desplazado pinzando la raíz nerviosa. Por último, la cánula flexible extrae el tejido herniado causante de la patología, transportándolo hacia la superficie de la piel.
Este tipo de intervención es tan mínimamente invasiva, que no requiere ni siquiera un solo punto de sutura.
La intervención, se realiza bajo una confortable anestesia local que mantiene al paciente en un agradable sueño ligero.
El paciente puede levantarse al poco tiempo tras la intervención. Deberá permanecer una noche en la clínica, pudiendo abandonar la misma a la mañana siguiente.
El sencillo postoperatorio solamente requiere que el paciente lleve durante dos semanas una faja, únicamente durante el día. Pocas semanas después de la intervención, se procede a realizar una rehabilitación específica y personalizada.



NUCLEOTOMÍA ENDOSCÓPICA

Esta técnica de microcirugía es similar a la de tipo NPA (Nucleotomía Percutánea Automatizada), con la única diferencia de que esta técnica permite al Dr. Geipert eliminar hernias discales de mayor tamaño (hernias desplazadas sub-ligamentarias).
De igual manera, se accede desde el exterior, sin necesidad de abrir la espalda. En este caso, se introduce un tubo de 0,7 cm a través de la minuciosa incisión de menos de 1 cm en la piel. A través de esta incisión se elimina la hernia con la ayuda de un sistema óptico.
Una vez realizada la intervención, el paciente recibirá un solo punto de sutura, que se retira a los diez días de la intervención.
Este tipo de intervención, también se realiza bajo una confortable anestesia local que mantiene al paciente en un agradable sueño ligero.
El tejido herniado es eliminado mediante control visual completo y minúsculos extremos móviles de las pinzas quirúrgicas. Estas pinzas quirúrgicas llegan directamente a la zona deseada y a través de un fino tubo se va eliminando la hernia discal milímetro a milímetro.
El paciente permanecerá una noche en la clínica, pudiendo abandonar la misma a la mañana siguiente.
El postoperatorio solamente requiere que el paciente lleve una faja durante dos semanas, solo durante el día. Pocas semanas después de la intervención, se procede a realizar una rehabilitación específica y personalizada.



OPERACIONES DE NUCLEOTOMÍA ABIERTA MEDIANTE MICROCIRUGÍA

En esta técnica el Dr. H. Geipert interviene por la espalda, mediante una incisión de unos 2,5 cm. Este tipo de cirugía está indicada para eliminar grandes hernias discales, acompañadas de una estenosis foraminal (estrechamiento óseo), hernias recidivas y hernias discales desplazadas en su totalidad dentro del conducto espinal.
La intervención requiere de una anestesia general.
El paciente podrá levantarse a la mañana siguiente y abandonar la clínica ese mismo día tras un control médico.
La sutura intradérmica que se realiza tras la intervención, podrá ser eliminada 14 días tras la misma.
El postoperatorio requiere que el paciente lleve durante dos semanas una faja, solamente durante el día. Pocas semanas después de la intervención, se procede a realizar una rehabilitación específica y personalizada.
Como norma general, se debe evitar realizar grandes esfuerzos y giros bruscos, durante las primeras dos semanas. Se debe combinar el caminar, estar tumbado, estar de pie y sentado. También se puede, a partir de entonces, comenzar realizando suaves tareas cotidianas, dejando transcurrir de tres a cinco semanas que es donde comienza generalmente el periodo de vida normal.
En relación al deporte, si ya ha practicado algún tipo de deporte anterior a la intervención, podrá comenzar con algún que otro ejercicio suave (como la natación) a los quince días. Andar o montar en bicicleta, a las tres semanas. Otro tipo de deportes, como el golf, tenis, esquí, fútbol o montar a caballo, no se deberían de practicar antes de los dos meses.



TABLA COMPARATIVA DE LA CIRUGÍA CONVENCIONAL Y LA CIRUGÍA DEL DR. GEIPERT EN OPERACIONES DE HERNIA DISCAL LUMBAR

Cirugía convencional
(operación abierta)
Técnica de microcirugía
del Dr. H. Geipert
Anestesia
* Se realiza con anestesia general.
* Existe riesgo de dañar el nervio central durante la intervención.
* Se utiliza anestesia local. El paciente permanece durante la intervención en un ligero sueño.
* Queda prácticamente descartado cualquier daño neuronal.
Posición
Se coloca al paciente boca abajo, realizándosele una incisión de
6 a 8 cm.
Se posiciona al paciente de costado.
* En la percutánea la incisión es de 1,5 mm.
* En la endoscópica la incisión es de 0,7 cm.
Dolores

El paciente tiende a padecer más dolor tras la intervención.

Tras esta técnica la probabilidad de que el paciente padezca dolor es baja o nula.
Tras la intervención

Tras este tipo de intervención, el postoperatorio se puede alargar hasta 6 semanas y no es posible hacer ningún tipo de esfuerzo.


Tratándose de una técnica mínimamente invasiva, el paciente puede abandonar la clínica ese mismo día por su propio pie.

Riesgos
* La posibilidad de padecer una recidiva (recaída) en cirugía abierta es del 15-22%.
* Posibilidad de eliminar más tejido sano del necesario.
* Fibrosis, que adhiere alrededor del nervio y causa dolor.
* El riesgo de recaída es de 3-5 % aproximadamente.
* Al ser una técnica muy precisa, solo se elimina el tejido dañado.
* La formación de fibrosis es casi nula, al tratarse de una incisión tan minúscula.
Operación
Para acceder a la zona afectada, el cirujano tiene que apartar la musculatura de la zona, incluso eliminar partes óseas y ligamentos, que causan con frecuencia una inestabilidad en la columna.En este tipo de intervención, se elimina exclusivamente el tejido dañado del disco intervertebral. No se daña ni se quita estructura colindante como hueso o ligamentos. No se produce fibrosis ni inestabilidad.