EL MASAJE / INTRODUCCIÓN

El masaje puede considerarse como una técnica manual que implica cuestiones biológicas, médicas, psicológicas y de otros ámbitos.
El masaje es una combinación de manipulaciones variadas, y se basan principalmente en movimientos y presiones de las manos del terapeuta sobre la superficie del cuerpo con fines terapéuticos.
El masaje influye directamente en el intercambio de gases, minerales y proteínas e intensifica la secreción de sales minerales del organismo (sodio, potasio, fósforo..).
Acelera las reacciones químicas e intensifica los procesos metabólicos, estimulando así la termorregulación, oxigenación e intercambio de gases en los tejidos.
Aumenta el contenido de ciertas hormonas, mediadores y metabólicos, mientras disminuye el contenido de otras.
Sus efectos no se limitan a la zona tratada sino que se transmite de forma refleja hacia otros órganos y sistemas, incluso a nivel general.
El masaje general ejerce una función reguladora en los procesos vegetativos del organismo (respiración, circulación, digestión..)