Vertebroplastia  

¿Qué es la vertebroplastia?
Es un tratamiento quirúrgico, guiado por imágenes de RX y mínimamente invasivo, que se realiza con el fin de reforzar una vértebra fracturada, de forma patológica, por osteoporosis generalmente y menos frecuente por neoplasia. Permite mejorar la capacidad funcional y prevenir el colapso del cuerpo vertebral. Sirve además para paliar el dolor debido a la fractura compresiva. Se basa en inyectar cemento ortopédico a través de una aguja en el hueso fracturado.
¿Qué consigue esta técnica?
Es efectiva porque el hueso poroso se rellena con el cemento y se refuerza, siendo menos probable una segunda fractura. Después de la vertebroplastia, el cemento estabiliza la fractura y así se evita el dolor. Se recupera la movilidad en 24 horas y se puede reducir o incluso suprimir la medicación.